Cepsa entra de lleno al segmento de bajo coste con la compra de 200 gasolineras Ballenoil | Economía

Un usuario, en una estación de servicio Ballenoil, en una imagen de archivo.David G, Folgueiras

La segunda petrolera española, Cepsa, ha anunciado este lunes un acuerdo para comprar íntegramente la red de estaciones de servicio de Ballenoil, formada hoy por más de 220 establecimientos en España. La operación, que está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia, supone la primera incursión de una gran petrolera en el negocio de bajo coste, que en los últimos años le ha comido cuota de mercado de forma acelerada a las grandes marcas (Repsol, BP, Galp o la propia Cepsa). La empresa que dirige Maarten Wetselaar amplía, así, su red de gasolineras en alrededor de un 10% a un precio de algo más de un millón de euros por estación de servicio, según fuentes del mercado.

Cepsa mantendrá la marca Ballenoil, así como su modelo de negocio y actual estructura, “para consolidar su posición en el segmento low cost y ofrecer al mercado una gama de combustibles con precios económicos que faciliten la movilidad en un contexto de alta volatilidad en el precio de la energía, mayor inflación y fuerte crecimiento en la demanda del modelo de bajo coste”, se lee en el comunicado en el que han hecho pública la operación.

“Es un movimiento para responder la nueva tendencia del mercado. Las low cost ya son más del 50% del mercado (incluyendo hipermercados)”, explican fuentes de la compañía. “Lo que vamos a hacer es hacerla crecer y desarrollarla, para hacerla la más sostenible del sector, con más puntos de recarga eléctrica e introducción de biocombustibles”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO